Con nosotros, Ciencia Sanitaria, puedes participar en nuestras ediciones periódicas de libros científicos, revistas científicas y en nuestro 3er Congreso en Ciencia Sanitaria. En ellos podrás presentar capítulos, artículos y comunicaciones científicas respectivamente.

Cuando uno termina su formación académica y ha realizado algún tipo de estudio de ciencias de la salud, comienza un proceso de formación y experiencia. Sumado a esto, podrás conseguir sumar méritos para las baremaciones de cada bolsa de empleo relacionadas con la sanidad. Los más sencillos de realizar son los capítulos de libro, posteriormente las comunicaciones científicas y los más complicados son los artículos científicos. ¿No sabes cómo hacer cada uno de estos trabajos científicos? ¡Te lo contamos a continuación!

Capítulo de libro científico

Antes de publicar un capítulo de libro deberemos de saber cuáles son las normas de publicación que tendremos que seguir antes de empezar a escribir. Sobre todo, deberemos saber la estructura del trabajo, los tipos de trabajo que se aceptan, la extensión de estos y el número de autores que pueden participar en cada uno.

Una vez tengamos esto claro, debemos elegir una temática que esté relacionada con nuestra categoría profesional específica. Una vez tengamos seleccionada la temática, la estructura y el tipo de trabajo, ya podremos empezar a buscar información sobre esto. Para obtener esta información podremos consultar bases de datos científicas como pueden ser Scielo, Dialnet o PubMed.

Cuando tengamos cierto conocimiento e información relevante, podremos empezar a plantear los objetivos de nuestro trabajo y la metodología que vamos a seguir. Teniendo esto, lo demás ya viene solo, buscamos una buena introducción que introduzca al lector en la situación y el tema del capítulo de libro establecido. Con la información encontrada y fijando los objetivos, podremos desarrollar nuestro capítulo de libro científico. Recordad que la bibliografía siempre es importante y debemos guardarla para añadirla.

Artículo científico

Recordamos que la realización de un artículo científico es el trabajo más complicado y costoso que puede realizarse de los 3 comentados en este artículo de blog. Siguiendo un poco lo visto anteriormente con el capítulo de libro, lo primero que debemos hacer es ver las normas de publicación. Es importante conocer esto porque la estructura de un artículo científico suele ser distinta según la revista en la que quiera publicarse. Recomendamos empezar por una publicación sencilla como puede ser un caso clínico o una revisión bibliográfica.

El motivo de que sea más complicado un artículo científico es por su relevancia científica, siendo en la mayoría de bolsas de trabajo mejor puntuados y valorados que los capítulos de libro. Y más aún si se publica en una revista con alto impacto científico, aunque recomendamos empezar por algunas revistas científicas básicas.

Habría que elegir la temática del artículo y buscar información muy detallada. El contenido debe de ser lo más interesante posible y siempre vinculado con la categoría profesional de cada uno. Lo primero que habría que tener son los objetivos del trabajo y la estructura del mismo. Esto ayudará a tener claro de lo que vamos a hablar en todo el artículo y permitirá tener claro cada apartado a redactar. Recuerda que normalmente los artículos científicos suelen ir acompañador de un resumen estructurado y unas palabras clave de todo el contenido.

Comunicación científica tipo póster u oral

Por último, tenemos las comunicaciones científicas tipo póster o tipo oral. Para realizar estas, habrá que tener claro primero la extensión máxima o mínima de la que disponemos. Una vez tengamos eso, deberemos estructurar el contenido para que quede lo más cuadrado posible.

En el caso del III Congreso Online en Ciencia Sanitaria antes de poder generar el póster o la comunicación oral, hay que mandar el contenido rellenando un formulario. Por lo tanto, habrá que medir bien las palabras y guiarse por la estructura según el tipo de trabajo como comentamos anteriormente (revisión bibliográfica, proyecto de investigación, caso clínico…).

Una vez tengamos esto y la temática de la que queremos hablar, simplemente deberemos empezar a buscar información verídica y científica sobre el tema. Al ser un contenido mucho más breve que un capítulo o artículo científico, conviene centrar el tema lo máximo posible. Y teniendo esto, podremos rellenar cada apartado de nuestro trabajo poco a poco, una vez aprueben la comunicación podremos generar el póster o el vídeo.

 

Recuerda evitar el plagio y cumplir siempre con la Ley de Propiedad Intelectual, no copiar contenido e información de otro lado al pie de la letra sin citarlo correctamente. Por otro lado, desde Ciencia Sanitaria ofrecemos ayuda a publicar tus trabajos científicos, puedes solicitar la tuya si la necesitas. Además, hemos creado grupos de WhatsApp para cada categoría profesional para ayudar a hacer equipos de tu misma profesión y que sea más sencillo redactar los trabajos.