En Ciencia Sanitaria ayudamos a la formación y aprendizaje de las personas que forman parte del sector sanitario mediante nuestros libros electrónicos científicos, además de nuestros congresos anuales. En nuestros libros puede participar con un artículo científico cualquier persona que haya realizado una investigación relacionado con este ámbito, incluso gente que se encuentre fuera del sector.

Por este motivo, queremos daros algunos consejos de cómo realizar un artículo científico para uno de nuestros libros electrónicos científicos y que podáis participar con nosotros.

En primer lugar hay que tener claro qué es un artículo científico. Este es un informe escrito que describe los resultados de una investigación científica real de una forma clara, concisa y fidedigna.

LENGUAJE UTILIZADO EN UN ARTÍCULO CIENTÍFICO

Lo primero a tener en cuenta es que este trabajo no va a ser de uso personal. Por lo tanto, a la hora de redactarlo hay que considerar varios aspectos estructurales y de lenguaje para facilitar la comprensión del texto. No obstante, normalmente las personas que leen artículos científicos tienen conocimientos previos sobre estos.

No es recomendable utilizar un lenguaje argumentativo ya que el fin de este trabajo es exponer y explicar los resultados de la investigación, por lo tanto, sería mejor utilizar un lenguaje más expositivo. Siempre teniendo en cuenta tres principios de la redacción científica: precisión, claridad y brevedad. Intentando en todo momento ser lo más objetivos posible.

ESTRUCTURA

Cada investigación científica es distinta, tiene muchas variantes y, por lo tanto, cada artículo científico tiene una estructura diferente. A pesar de esto, la estructura base más común y correcta sería la siguiente:

  • Título: Debe definir completamente el contenido del trabajo en una sola frase. Tiene que ser claro, corto y conciso.
  • Resumen o abstract: Este apartado informa sobre de qué va a tratar el artículo e intenta atraer al lector para leerlo. No debe sobrepasar las 250 palabras, aproximadamente.
  • Introducción: En ella se describen los objetivos e hipótesis del trabajo, el interés que tiene en el contexto científico ofreciendo una visión total en todos los tiempos y con base en otras investigaciones similares sobre el tema a estudiar.
  • Metodología: En este apartado se hablará de los materiales utilizados para llevar a cabo la investigación y de cómo se ha hecho esta. Como su propio nombre indica, explicar el método de estudio utilizado.
  • Resultados: Se incluyen las tablas o figuras que puedan expresar los resultados analizados mediante los materiales y el método vistos en el punto anterior. No es necesario que sea mediante tablas o figuras, también puede valer simplemente con texto.
  • Discusión o conclusiones: En este punto hay que comparar y contrastar los resultados con otros estudios. Aportando mejoras o diferencias desde un punto algo más subjetivo.
  • Bibliografía: Se nombrará la bibliografía consultada siguiendo una normativa determinada, ya que existen varias formas de poder nombrarla.

Teniendo en cuenta los consejos del lenguaje y utilizando la estructura indicada, la investigación tendrá bastante ganado. Aunque, está claro que lo importante es el contenido en sí (lo actual que sea la investigación, lo resolutivas que sean las conclusiones, la dificultad de la metodología…) para que sea un artículo bien valorado.

Todos los capítulos incluidos en nuestros libros electrónicos científicos están supervisados y revisados por la Sociedad Científica SOCIFOSA formada en todos los ámbitos de la salud y la sanidad.